martes, 20 de diciembre de 2016

OTRO CANTAR

La vida es un misterio
en el que
para que yo,
haya podido llegar,
el azar, 
tantas trompetas
ha tenido que tocar
que doy las gracias
por tanta casualidad.
El solo hecho
de la conciencia de ser
debe ser motivo
de una gran felicidad.
Por contra,
lo único seguro es
que al cabo de un tiempo
dejaré de estar.
Algunos,
engañados por el miedo,
buscan ser felices
en la seguridad de la propiedad;
pero de nada les sirve 
a la hora de la verdad.
Yo, recorro el camino
fabricando espejismos,
cantando y
dando gritos.
denunciando
lo que me parece injusto,
admirando la belleza,
intentando comprender
al distinto,
acariciando y compartiendo.
Soñando despierto.

No hay comentarios: