domingo, 1 de enero de 2017

TIEMPOS DE INCERTIDUMBRE

El pánico de aprender a nadar,
de flotar sin sentir la gravedad,
 aumenta mucho la inseguridad
y de la libertad te hace dudar.
La sensación vértigo al ahondar 
para someter la felicidad
 escita la responsabilidad
y la culpa te vuelve a oxidar.
¿No tenemos derecho a ser felices?
¿debemos solo ir a buscar su encuentro?
¿De Tierra o Viento según empatices?
 Si tu ombligo es el verdadero centro,
 y lo más importante no lo dices,
  la verdad solo se encuentra en el teatro.

No hay comentarios: