lunes, 6 de febrero de 2017

LA TORMENTA


(La acción transcurre en un corral de ganado, un grupo de gente debajo de la parte cubierta, en medio del campo, una gran tormenta, dos minutos de truenos muy ruidosos y después, lluvia fina...)
(Él está sentado en el suelo, espalda contra la pared).
ÉL.-
¡De menuda me he librado! Si me llego a descuidar un poco, ahora podría estar frito por un rayo... porque ese ha caído muy cerca, seguro que el tractor estará hecho trizas... en estas situaciones te llevas alguna sorpresa, y conoces un poco mejor a la gente, como a Paco que de tres palabras que suelta, cuatro son tacos y ahora está el pobre rezando medio temblando...Debemos ser por lo menos 33 y por seguridad alguien ha sacado a las ovejas; las pobres se habrán puesto debajo de la Carrasca, donde he dejado el tractor, ahora, todos los rayos caerán allí... 
Si se me jode el tractor, estaré arruinado, pues, parecido a estar muerto, tengo que ir corriendo a cambiarlo, pero... ¡que me pasa! no, no puedo moverme...¿me habrá caído el rayo a mí? ¿estaré muerto? ¡Socorro! ¿es que no hay nadie? Todo el mundo se ha ido, estoy en medio de la nada.
Debo de estar en medio de ese túnel del que todo el mundo habla, pero yo, no percibo esa misteriosa luz. todo está muy obscuro.
(Obscuro comedor de una masía paellera, ruido de sirenas solo Él y a su lado un amigo).
AMIGO.-(zarandeándolo)(ruido de ambulancias)
¡Despierta! Pero... ¡que huevazos tienes!  ¿no te has enterado de nada?
ÉL.-
No, ¿que es lo que ha pasado?
AMIGO.-
¡Coño! que a mitad de la paella y de golpe ha llegado un tormentón del copón y al Paco le ha caído un rayo... en esa ambulancia se lo llevan.
(Obscuro y el escenario es él en el salón de su casa)
ÉL.-
Con el temporal que se espera, me parece que no voy a salir de casa...(coge el móvil y marca) ¿Paco? oye, que me duele la cabeza un mogollón... que lo siento mucho... pero este año no iré a la masía de la Carrasca a la paella de la peña, discúlpame  a los demás, gracias.