martes, 21 de febrero de 2017

TRES HISTORIAS PARA UNA FOTO





1)(narrativa)
Cuando en un periódico local, leyó el anuncio de un internado, gratis, para niños pobres, acudió
 a la cita y allí se encontró con 13 muchachos más jóvenes que ella; el de la cita(un caradura, disfrazado de niño, poseía un caserón en ruinas) de todos los que se presentaron solo se quedó con 5; todos eran huérfanos, unos llegaron solos  y otros con sus familiares.
Los niños iban a estar un año alimentados, con un techo para dormir y recibir alguna educación para trabajar, pero a cambio, tendrían que realizar pequeños trabajos diferentes, según su fuerza e inteligencia...
Pronto comprobaron que serían miserablemente explotados, rápidamente el dueño les ordenó quitarse sus limpias ropas y vestirse con unos harapos mugrientos. Después de unas instrucciones muy concretas, por las mañanas temprano se distribuían por las plazas más concurridas, en puestos pre-establecidos para pedir limosna, allí estaban hasta media tarde.
Al recogerlos tenían que entregar hasta el último centavo de las míseras limosnas, aprendieron, rápidamente, todas las triquiñuelas de supervivencia de un mundo tan hostil, que al cabo de un año, de los 5 niños, la mayor, ella, estaba  en la cárcel, los dos siguientes muertos y de los dos más pequeños que los dejó, en la sacristía de la parroquia, de un cura que conocía, dos horas antes de que la arrestaran, no sabía nada de ellos.
.......................................
..................................
2)(DRAMÁTICA)
EL MONÓLOGO DE MARÍA
(la mayor de los 5 )
(El escenario es la celda de una cárcel de mujeres)
MARÍA.-(hablando sola)
Tengo que pedir la revisión del juicio... se cometieron un montón de irregularidades... Es verdad que yo lo maté, pero fue en defensa propia; cada día que pasaba nos trataba con mayor crueldad, nos explotaba miserablemente. Se lo debo a los peques, me encariñé con ellos y me convertí en su 2ª madre, que no les pase lo que a los otros dos desgraciados...Tengo que rebajar la pena y al salir recogerlos del hospicio que seguramente estarán... o mejor, tendré que averiguar algo de ellos, sin comprometerlos...
diré que quiero confesarme con el cura de mi parroquia (que será donde los dejé) y cuando venga me enteraré de lo que les pasó.
......................................
..................................
3)(POÉTICA)
¡POBRES CORDEROS!
Llegaron muy contentos
y cantando
a las puertas del internado,
pero pronto aprendieron
que la hazaña de cualquier día
era llegar a la noche 
con el menor número de heridas.
Se creían protegidos por la suerte
por seguir vivos
jugando tan cerca con
la muerte.
Pronto comprobaron
que si todavía no habían
sido devorados
era porque las alimañas
estaban esperando
que dejaran de
estar tan delgados.
...............................................
......................
(el lector que quiera puede seguirlos...)


miércoles, 8 de febrero de 2017

FUERA DEL TIEMPO

(Dante GR, Pre R)
¡Que absurda es la queja!
cuando...
la denuncia a la Justicia
nunca llega.
El que tengamos 
conciencia de ser
y nos produzca pánico
el dejar de estar,
no implica, que
en un círculo inferior
tengan esa conciencia también,
aunque,
no la podamos captar.
Sentimos dolor
cuando el cuerpo
sufre una infección,
pero,
los leucocitos destruidos
en un ataque viral
¿que sentirán?
Si fuese Panteísta el Universo...
¿Pudiera ser:
la vacuna la muerte
y la infección el tiempo?
(El Tiempo es imposible que sea lineal,
es curvo y, o, irreal).

lunes, 6 de febrero de 2017

LA TORMENTA


(La acción transcurre en un corral de ganado, un grupo de gente debajo de la parte cubierta, en medio del campo, una gran tormenta, dos minutos de truenos muy ruidosos y después, lluvia fina...)
(Él está sentado en el suelo, espalda contra la pared).
ÉL.-
¡De menuda me he librado! Si me llego a descuidar un poco, ahora podría estar frito por un rayo... porque ese ha caído muy cerca, seguro que el tractor estará hecho trizas... en estas situaciones te llevas alguna sorpresa, y conoces un poco mejor a la gente, como a Paco que de tres palabras que suelta, cuatro son tacos y ahora está el pobre rezando medio temblando...Debemos ser por lo menos 33 y por seguridad alguien ha sacado a las ovejas; las pobres se habrán puesto debajo de la Carrasca, donde he dejado el tractor, ahora, todos los rayos caerán allí... 
Si se me jode el tractor, estaré arruinado, pues, parecido a estar muerto, tengo que ir corriendo a cambiarlo, pero... ¡que me pasa! no, no puedo moverme...¿me habrá caído el rayo a mí? ¿estaré muerto? ¡Socorro! ¿es que no hay nadie? Todo el mundo se ha ido, estoy en medio de la nada.
Debo de estar en medio de ese túnel del que todo el mundo habla, pero yo, no percibo esa misteriosa luz. todo está muy obscuro.
(Obscuro comedor de una masía paellera, ruido de sirenas solo Él y a su lado un amigo).
AMIGO.-(zarandeándolo)(ruido de ambulancias)
¡Despierta! Pero... ¡que huevazos tienes!  ¿no te has enterado de nada?
ÉL.-
No, ¿que es lo que ha pasado?
AMIGO.-
¡Coño! que a mitad de la paella y de golpe ha llegado un tormentón del copón y al Paco le ha caído un rayo... en esa ambulancia se lo llevan.
(Obscuro y el escenario es él en el salón de su casa)
ÉL.-
Con el temporal que se espera, me parece que no voy a salir de casa...(coge el móvil y marca) ¿Paco? oye, que me duele la cabeza un mogollón... que lo siento mucho... pero este año no iré a la masía de la Carrasca a la paella de la peña, discúlpame  a los demás, gracias.


viernes, 3 de febrero de 2017

LA PRIMERA CLASE

(El escenario de la primera clase del próximo taller de escritura dramática me lo imagino en un juzgado donde la profesora es la juez y los alumnos se quejan de...)
JUEZ.-
Que se presenten los litigiosos.
 ELLA.-
Mi nombre es Primavera, me encuentro en el último curso de arte dramático y tengo una batalla constante con los monólogos; me he apuntado a este taller para poder escribirlos de mil maneras diferentes y así firmar la paz con ellos.
EL.-
Mi nombre es Invierno, estoy jubilado y soy vitalista; lo que quiero es aprender a transmitir mi optimismo pero dando palos a diestra y siniestra con un escozor que se aguante, con técnica...
JUEZ.-
Vale, vale... y ¿de que se quejan?
ELLA.-
Yo creía que a este taller vendrían compañeros de mi edad y lo que me encuentro es a éste viejo carcamal; es como si mi Padre me siguiera vigilando y así es imposible concentrarse para escribir...
EL.-
A mí no me importa los compañeros que pueda tener, pero no hay manera de aguantar a alguien que siempre está haciendo yoga; la musiquilla del mantra me pone nervioso e impide concentrarme.
JUEZ.-
Probaremos con una clase donde Ud (dirigiéndose a ella) estará sentada normalmente y adoptará el personaje de atea recalcitrante sin que él pueda percibir ningún tic ritual.
Y Ud (dirigiéndose a él) permanecerá todo el tiempo, haciendo las tonterías características de un adolescente en la pubertad, para que ella no tenga ni un atisbo de recuerdo paternal.
Si lo superan se podrá seguir con el taller, sino se suspenderá.
.........................


miércoles, 1 de febrero de 2017

- +. - +, - +:

La vida es una paradoja
de lentes divergentes
Un juego de espejos
con luces intermitentes.
Si el origen es tan incierto
y el final tan evidente,
¿por qué,
se llama luz al nacimiento
y oscuridad a la muerte?